EL CAFÉ DE LOS VIERNES Y ... HAY COSAS QUE NO

viernes, 5 de mayo de 2017




Si estuviéramos tomando un café te contaría que hoy no pensaba publicar. No tenía preparado el café, no tenía ningún tema que me inspirara, tenemos mucho jaleo con las comuniones, los días de fiesta nos trastocan y tengo la casa patas arriba.

No quiero pensar que puedo con todo. Porque no puedo. Hace año y medio, hubiera entrado en shock solo con la idea de pensar que hoy no tienes café. Pero hoy no. Y aún así publico. Pero lo hago porque me apetece y porque ayer me puse a pensar y me salían solas las palabras y en 10 minutos llené dos hojas. Ahí está el quid de la cuestión. No se trata de hacer más o de de hacer menos. Se trata de hacer lo que puedas y tengas ganas.

A lo mejor te preguntas a qué viene esta perorata (o a lo peor no, y has cerrado el post porque no te centras.. normal). Pues viene al cabreo que me he cogido por la polémica entrevista que Pablo Motos hizo a Las Chicas del Cable. De las preguntas y comentarios del presentador no voy a entrar, porque viene muy bien explicadito en el primer enlace y lo tienes por toda la red y me da hasta vergüenza repetirlo.

Y vaya por delante que me enteré por internet porque no veo este programa: Lo primero porque no aguanto a su presentador. Seguramente no debería decirlo por aquí, pero físicamente me da una grima tremenda. Podría obviar esta circunstancia si el programa me pareciera interesante.

Pero es que tampoco. Cuando va alguien que tiene algo que decir, se dedican a torpedearle con un montón de pijadas y queda en un segundo plano lo que sea que haya ido a contar.

Y por último, me parece un total despropósito hacia las mujeres. Lo interesante y divertido lo hacen los chicos. Las mamarrachadas, las chicas, con Pilar Rubio a la cabeza, que nos está haciendo un flaco favor a todas en general y a ella en particular (aunque puede que con los 300.000€ que cobra se la pase un poco "el disgusto").

No llevamos tanto tiempo con tantas cosas a nuestras espaldas para que venga un gilipollas como este y lo estropee todo. Creo que a todo el mundo le gusta el cachondeo. Y no es lo mismo frivolizar con la última portada del Hola y comentarla en blogs tan divertidos como estos, a ir a hablar de tu trabajo y que semejante sujeto te pregunte según que cosas. A veces, la (buena) educación juega malas pasadas porque lo correcto hubiera sido levantarse y pirarse de aquel antro.

Y ya el remate peor de todo (si, si, hay más) es que nadie se haya disculpado al respecto. Lo peor me parece que piensen que quienes criticamos la noticia seamos una panda de feministas histéricas y envidiosas porque en ese programa solo salen chicas monísimas. No, guapo (por decir algo), no es por esto, entérate un poco de qué va la vaina.

Es una pena que no se aproveche un canal y una hora en el que se puede reconocer el trabajo de 4 actrices o una escritora (que también parece que tuvo lo suyo, la pobre) para preguntar cosas interesantes y se dedique a preguntar por otras que no interesan a nadie, totalmente inapropiadas, machistas y retrógradas. Bueno si, a él.

Así que, después de valorarlo todo esto si que es lo peor. Que se tome por normal. Y aquí, chicas, volvemos a la casilla de salida.

Desde luego, el "así son las cosas" es lo peor. Incluso yo, cuando veo a mis niños pienso, "que bien que son chicos", caigo en esa trampa. Y no es así. Yo intentaré educarles en que está en su mano que cosas como estas no pasen. Porque yo, si fuera la hermana, la madre o la pareja de este personaje, estaría bastante avergonzada.

Me gustaría pensar que esto no va a volver a ocurrir aunque me temo que si. Solo espero que cada vez haya menos gente viéndolo.



UN JARDÍN EN LA MESA DULCE DE JAIME

miércoles, 3 de mayo de 2017




Hoy te presentamos la última mesa dulce que hemos hecho. La única consigna que nos dio la mamá de Jaime fue: "le gusta el verde". Y así empieza nuestro brainstorming: verde - verde claro - verde oscuro - verde que te quiero verde - hojas - árboles...JARDÍN!!

Y así convertimos esta mesa de chuches en un pequeño jardín. Acompañado del pedazo de sitio donde estuvimos, rematamos una mesa que nos quedó de 10 (no tenemos abuela).

Del lugar te hablaremos luego. Pero esta primera foto con esa ventanuca allá arriba... ya dice mucho, no?


Uno de los toques que dimos a la mesa fueron los molinillos. Ya los habíamos usado en esta otra comunión y en esta ocasión pegaban todo. 



Como todo jardín que se precie, tenía su propio cesped. Este tan frondosito es de Leroy Merlin en nuestra primera colaboración con ellas, y que seguro no será la última.


Y esa valla, también suya, hacía que pareciera estar en un auténtico jardín


Y esa arena que te traes siempre en los zapatos?? Pues un poquito de ella, también...




En una mesita auxiliar, colocamos nuestra ya famosa jaula para las notas de los invitados. Ya no hay fiesta nuestra en la que no nos la reclamen. 



Y junto a ella, una selección de galletas con el nombre del comulgante y la fecha de la comunión




Para rematar esta mesa, unas guirnaldas con distintos toques de verde y los banderines con su nombre



Y una foto del conjunto total.


El sitio elegido, el Concejo Hospedería, a tan solo 15 minutos de Palencia y Valladolid. Parece mentira que en tantos sitios en los que hemos estado ya, no lo conociéramos. Un palacio precioso que te transporta a la edad media. 


Cuidado al detalle y con unos espacios de lo más bonitos y acogedores.


Y el personal, más atento imposible. Mira que estaban liados... pero nos hicieron el trabajo de lo más fácil. Ojalá repitamos pronto...


Para terminar, solo agradecer a Esther y Toño, los papás de Jaime, la confianza puesta en nosotras y la satisfacción de saber que les ha encantado.. Muchas gracias, chicos!!

Una pena despedirnos de esta para ponernos con la siguiente. Pero esto, es así, vamos que volamos...

Y el viernes... café


EL CAFÉ DE LOS VIERNES Y... UNA DE PLANES

viernes, 28 de abril de 2017




Hola soy la infanta Elena y hoy quiero contarte todo lo que he aprovechado estos días de tanta fiesta de Semana Santa: Por aquí hemos conocido más de mi provincia, la provincia colindante y me he hecho recojona perdida. No he encontrado mejor momento que esté para dejar los armarios impolutos, aunque es un trabajo muy laborioso que lleva su tiempo y que creo que voy a estar ocupada por lo menos el próximo mes entero todavía (y solo pido que el tiempo se quede un poquito quieto)

Nos parecía interesante poder visitar empresas a la vez que conocíamos un poco más de nuestra provincia. Totalmente recomendable ir a ver la Fábrica de Quesos de Villerias que tienen un queso espectacular!!! Marcelo, que nos enseñó la fábrica, y que es un hombre encantador y además si vas con niños  les va a encantar porque les enseña el ganado y lo disfrutan un montón (Marcelo y los niños). Villerias  es un pueblo que está muy cerca de Ampudia así que después de pasarlo pipa con Marcelo y sus ovejitas nos acercamos a esa localidad a visitar el castillo, que a los niños siempre les da mucho juego y dar un paseo por el pueblo que está precioso. Y ya tienes el día hecho.

Para terminar con estos días, elegimos Mayorga en la provincia de Valladolid y nos fuimos a ver el Museo del Pan, porque poco más hay que ver por allí la verdad. Apuntamos a los niños a un taller de pan. donde les tienen como media horilla o tres cuartos haciendo pan encantados de la vida, aunque el único problema es que si vas con niños menores de 4 años no se pueden hacerlo. Me dijeron las señoras que había habido niños que se metían masa por la nariz, entonces claro, ellos quieren riesgos 0 (aunque bien mirado... no creo yo que la harina en la nariz sea mala, pero oye.. son sus reglas).

El museo está todo muy bien explicado, muy interactivo y muy bien adaptado a los niños así que nosotros en nuestro caso a la pequeña nos la llevamos con nosotros a la visita. Muy chulo todo. Los papás elegimos la entrada con degustación y la verdad es que estaba fenomenal te dan a probar 4 tipos de pan de allí de la provincia con chorizo, queso, jamón y aceite de la provincia de Valladolid. Y regado con mosto y vino. Todo riquísimo y totalmente recomendable. Y es que en Castilla, para rico... nuestro pan. Y para rematar.. fuimos a comer a uno de los mesones que hay en Mayorga. Todo casero y riquísimo y los dueños, encantadores. Para repetir.

El tema de los armarios ha sido otro cantar, un plan mucho menos apetecible, peeeeeero.. necesario. Yo no me imaginaba que se podía gastar tanto dinero en los chinos como me ha dado por hacer ahora. He encontrado unas cajas con las que en los armarios que no tienen baldas se pueden convertir en la mejor manera de aprovechar el espacio. Raro es el día que ahora no me acerqué a los chinos a comprar unas cajas y ahora me conozco al dedillo las medidas de todas las baldas de mis armarios,  de los de mis Infantes y de la Infantita y ahora resulta que hasta me sobra espacio en los armarios algo que nunca hubiera podido ni imaginar. 

Hay cajas guardarropa de todos los tamaños yo ya tengo casi todas pero todavía sigo. Sí que es verdad que a mí me gusta ordenar la ropa pues un poco con por colores primero manga corta por ejemplo manga larga por colores y solo esto ya le da un toque muchísimo más ordenado.A ver lo que me dura porque de momento para utilizar cosas hay que coger cajita sacar cajita sacar la ropa guardar cajita... Ya te digo que a ver si me dura (espero que sí) porque estoy encantada con esta faceta que también por otro lado me suele salir siempre con una época de cambios de armarios y luego se me olvida porque se van acumulando las cosas, supongo que como a la mayoría, pero si una manera muy "amena" de pasar estos días y no puedo evitar el hacer fotos de mis armarios ordenados enviarlas para envidia mi gente. Los mismos que ellos me mandan de sus vacaciones en la playa. Toma!

Y esto es lo que hemos estado haciendo.. a partir ya de este finde empiezan las comuniones así que nosotras estamos a tope con mesas con regalos para invitados, centros de mesas para niños, a lo mejor preparando alguna otra sorpresa y que pronto os contaremos.. pero de momento, vamos a centrarnos en este mes en las comuniones que tenemos.

Mucha suerte a todos los comulgantes con el tiempo y a todos los papás y nosotras a trabajar que es nuestra época del año en la que más curramos. 

Hasta el próximo café!