HUEBRO-WNIES O COMO METER UN BROWNIE EN UN HUEVO

lunes, 21 de abril de 2014



Repetimos post de hace 2 años, porque viene muy a "huevo". que para eso estamos en Pascua.

Hoy os vamos a enseñar a meter un Brownie en un huevo.

Esta receta la extraímos del blog de La Receta de la Felicidad del que somos muy fanses (como pudisteis ver con las galletas de lacasitos) y que a su vez, la extrajo de aquí (si, esto es internet. Una versión de otra versión de otra).

Esta receta nos gusta especialmente, porque las Infantas somos mucho de chocolate, y los brownies tradicionales siempre traen nueces o cualquier otro fruto seco que (personalmente) nos molesta, porque parece que quitara el sabor al chocolate. Este va sin nada, sobre todo para facilitar el tema de meter la mezcla dentro del huevo.

A si que, qué mejor receta el lunes de huevos... que estos huevos!!!

El principal ( y podríamos decir que único) impedimento fue que no encontramos huevos blancos por ningún sitio. Ignoramos si es que por esta zona todas las gallinas son mulatas, pero ha sido totalmente imposible. Ni ecologicos, ni con el código de barras, ni sin él, ni en el mercado negro.. NADA. 

Después de mucho buscar, nos encontramos con este artículo, donde explica el porqué de que no los encontremos. En cualquier caso, si por la zona de Palencia, alguien nos dice donde localizarlos, que se manifieste y nos lo cuente.

Para la receta, necesitamos lo siguiente:





En primer lugar, tenemos que hacer el vaciado de los huevos:  Se hace un pequeño agujerito en la puntita del huevo. No es fácil que se rompa, pero hay que tener un poco de cuidado e irle abriendo poco a poco. Más o menos, el dedo meñique. Se vacía el interior del huevo (ayudados con un palito de brocheta) y se reserva, porque luego lo usaremos para el brownie.




Se meten los huevos en un bol con agua. Detalle si importancia aparente, llenad el huevo de agua para que no flote y así se limpie bien. Entre este baño y el calor posterior del horno, no os preocupeis que no quedará ni rastro de bacterias ni bichos diminutos.

Mientras los huevos se están limpiando, comenzamos a hacer el brownie. Y lo hacemos así

- Mezclamos la mantequilla derretida (bien a temperatura ambiente o con un pequeño golpe de calor del microondas, a potencia mínima) con el chocolate cortado en trocitos y dejamos que se vayan deshaciendo e integrando.

- A parte, mezclais el azucar con los huevos que habiais reservado y juntais con lo anterior

- Se añade la harina y la pizquita de sal y se integra todo junto (no hace falta ni batidora ni otro aparatejo, se mezcla muy bien)

- La mezcla, se mete en una manga pastelera o en su defecto una bolsa para congelar con un pequeño corte en una esquina y vais rellenando los huevos (en los que habréis puesto un poquito de aceite antes, para que no se pegue el brownie) como 3/4 partes.
De esto no hay fotos porque quedan tremendos chupiteles que luego tendrás que limpiar y, sinceramente, no daban bien en la foto.

- Los huevos se colocan en una fuente para magdalenas para que queden más o menos hacia arriba

Y al horno, entre 20 y 30 minutos a 180º

Una vez cocinado el brownie, cortáis un poquito el bizcocho que sobresalga del huevo y los colocáis con el agujero hacia abajo en una huevera decorada y con papelillos de papel de seda para que parezca la típica pajilla de los huevos.

Y os aseguramos que dejareis a todos alucinados
.




Esto ha sido nuestra propuesta de pascua. Esperamos que os haya gustado y si os animáis, nos encantaría ver las fotos.

Si además, quereis hacer la misma receta SIN (lactosa ni gluten) y con huevos teñidos (el doble salto mortal...) lo podeis ver aquí.

Un beso muy gordo y disfrutad de la semana postSanta

14 comentarios:

  1. Curioso lo del tema de los huevos blancos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como eres tan curiosa, pues te resulta curioso, y encima interesante. Como todas las semanas "gracias por venir"

      Eliminar
  2. Mira qué chulada, muy original!! Enhorabuena Chicas!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana. Ponte a ello, que es muy fácil. Besos

      Eliminar
  3. Me encanta la idea y la receta, que parece sencilla de hacer. Creo que voy a intentarlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si. Inténtalo que ya verás que te sale bien. Muchas gracias por pasarte

      Eliminar
  4. Bueno, me ha encantado, de verdad! chulísima idea, me la apunto sin falta! Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien María... Nos encanará ver el resultado. Un beso gordo

      Eliminar
  5. Muy buena pinta y muy original la receta.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja... es cierto, cuesta mucho encontrar huevos blancos! En Barcelona tampoco es sencillo encontrarlos, y en Burgos... ni te cuento! Que sepáis que os admiro porque por mucho que alguna vez me había planteado intentarlo pero... no me veo capaz. Un besazo y enhorabuena por estos huevos de lunes ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, anda Ruth, ponte a ello, verás como sí puedes. Cuéntanos en cuanto lo intentes. Gracias guapa, un beso

      Eliminar
  7. Yo esto es que lo veo imposible... meterlo en huevos??? Pero a quien se le ocurre??? Es una chulada oye... tengo tanto que aprender jijiji... os ha quedado genial!!! Beso

    ResponderEliminar
  8. Que no es tan difícil como parece, Ester... Nos salió a la primera... Si te animas, nos cuentas. Bss

    ResponderEliminar

Agradecidas y emocionadas, gracias por veniiiiiiir (y comentar)