SI ESTUVIERAMOS TOMANDO UN CAFÉ

viernes, 6 de febrero de 2015







... pues os diría que soy Elena, y que bienvenidas al café virtual al que os invitamos cada viernes para contaros nuestras cosas. Que cada vez siguen más blogs y que nos encanta pasarnos por algunos de ellos para ver como le ha ido la semana a nuestras compis cafeteras.



.. os contaría que hoy os traigo nuestras galletas de mantequilla que hicimos con los niños aprovechando este cálido (ironía!!) tiempo que tenemos. Que los pobres no hacen más que decir que cuando hacemos galletas para ellos, a si que, nos pusimos a la tarea (estresante, no nos vamos a engañar) de rematar cuantas más galletas mejor.



... también os contaría que tenemos un montón de ellas que hacer, porque ya estamos con los preparativos del bautizo de Sol, que os contaremos detenidamente cuando lo tengamos todo. Que tenemos carnavales a la vuelta de la esquina y que los mayores ya tienen la lista de invitados a sus cumples (son en mayo y en agosto... MADRE MÍA!!)



... que yo, como mi hermana, soy un poco de obsesiones. Que ahora me da mucho por pensar en el sistema educativo y aprovechando la excedencia, pienso muuuuucho (demasiado, diría yo). Ya no se si es que tengo afición por el tema, se está generando un debate de verdad o todo va a pasar por ser una moda. 



Durante esta semana, me he topado con este genial post de Con Botas de Agua , hemos tenido noticia de como da clase este estupendísimo profesor (que para mi lo quisiera) y las malasmadres han  vuelto a generar debate sobre los deberes. Con los tres estoy extremadamente de acuerdo, por lo que mi esperanza, es que las cosas empiecen a cambiar. 



Si, habéis adivinado. Soy de las que preferiría que los niños jugaran más, y se les estresara menos. Que a lo mejor, hemos llegado a esta sociedad por un exceso de competitividad que se empieza a fomentar desde que son pequeños y que, sinceramente, pienso que no nos lleva a ningún sitio más que a la frustración continua.



Me da igual que no sean los niños que sepan más ingles, solo me gustaría que estén felices con lo que hagan, sea lo que sea a lo que se quieran dedicar, que eso, ya me parece suficientemente difícil. Si luego, se les mete en la cabeza ser astrofísico, tendrán que estudiar muchísimo. Pero entonces, y no ahora. 



Pues nada, ya que me he metido yo solita en este jardín,  me gustaría que me contarais que pensáis del tema. Os animáis?



Pues nada más. Me ha encantado tomar, un viernes más, este cafetito que me va sabiendo a gloria. Ah!! Las galletas son para vosotras. Mi no-dieta de no-picar me está yendo genial, como dice Lorena, es todo más fácil si nos animamos entre todas. 



Un beso enorme, nos vemos el martes. Que tengáis un feliz y congelado finde!!!





6 comentarios:

  1. Que jueguen, que se rían, que les enseñen cosas divertidas y sobre todo aprendan el gusto por aprender. Que no les atonten y les hagan críticos, que se cuestionen las cosas. Que escojan sus amigos pero respeten y convivan con todos. Que vean también que son unos privilegiados y al lado hay gente que no tiene nada, y no te digo allende los mares. Me encantó el otro día cuando Andrés (4 años) dijo que la profe les había puesto un trozo de la peli Camino a la Escuela.
    Y lo demás, tiempo al tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me puede gustar más tu reflexión. Me la apunto enterita. Muchas gracias por pasar por aquí. Bss

      Eliminar
  2. Yo también paso ultimamente dando vueltas a esto de la educación.. será que en septiembre empezamos el colé y toca... también me encantaría que disfrutara del colé, de aprender, y de hacerlo de manera natural. Ahora, también te digo que mi peque va a clases de inglés desde los dos años y el viernes que nos lo saltamos es como un castigo para ella... si aprender es un juego que más da que sea inglés, chino o matemáticas?? la clave es esa: el aprendizaje como un juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es APRENDER SEA LO QUE SEA, claro que si. No perder la curiosidad ni las ganas de saber más de algo. Y lo básico es quieran aprender porque si les resulta rollazo... mal vamos.
      Un beso, Paula

      Eliminar
  3. Hola Elena, yo tengo la grandísima suerte de que mis hijos estudien en un cole público de reciente creación y pionero en la forma de aprender. Todos los profesores están superimplicados, se trabaja por proyectos casi no hay libros, lo que hace que los profesores tenga que trabajar mucho mas pero nos ayuda a que los niños aprendan muchísimo mas. Tenemos un sistema innovador en matemáticas, los padres podemos colaborar todo lo que queremos y mas, y casi no tenemos deberes, solo hay deberes los fines de semana, un préstamo bibliotecario a la semana y fichas cuando no las terminan en clase, esto va aumentando según los cursos evidentemente, pero nos permite jugar por las tardes, hacer extra escolares o aburrirnos. Todo un lujazo!

    ResponderEliminar
  4. Pues no veas lo que te envidio, Paula!!! Ojalá se genere debate y empiecen a cambiar las cosas. Un beso y gracias por contarnos tu experiencia.

    ResponderEliminar

Agradecidas y emocionadas, gracias por veniiiiiiir (y comentar)