HUEBROWNIES SIN ¿TE ANIMAS?

martes, 28 de abril de 2015



Hacía ya dos meses que no teníamos receta de la Creative Food Band. Ya sabes, este grupo donde nos empeñamos en que se puede cocinar sin gluten y sin lactosa y que sepa rico riquísimo.


Este mes le tocó a Ester, que nos propuso hacer un Brownie Sin. La complicación no estaba en la receta. La complicación estaba en no zampartelo de una sentada. Y te aseguramos que esto, fue lo más difícil de todo, porque está para no dejar ni las migas.


Como nos empeñamos en darle un poco la vuelta y hacerlo un poco diferente, nos acordamos que hace más o menos un año hicimos algo parecido aquí. ¿Te acuerdas? A si que pensamos: Repetimos pero tenemos que hacer algo con los huevos... ya!! Teñirlos. Y esto, pensamos, "una manualidad para los niños en pascua genial". Esto, en nuestra cabeza, claro, porque pasó Semana Santa, pasó pascua y casi se nos pasa el mes sin hacerlo, pero mira, como a los niños les da igual y a nosotras también, teñimos ahora los huevos y santas pascuas (je, je... juego de palabras, lo pillas??)


A si que, lo primero, es teñir los huevos. La única dificultad es encontrar huevos blancos. No hay. Desaparecidos. Imposible de encontrar. Ni ecológicos ni ecológicas. Nada. En el post del año pasado, ya os contamos que lo de los huevos blancos es un imposible, como se recoge en este curioso articulo. A si que lo que pensamos fue, pues teñimos lo que tenemos, los morenos.




El procedimiento, sencillísimo: Un vaso con agua, unas gotas (bastantes) de colorante alimentario, que se encuentra en cualquier gran superficie, en la sección postres, un chorrito de vinagre y unas cuantas horas. De un día para otro,  para que se tiña bien. Además colores claros no funcionan: No funciona ni el amarillo ni el naranja, porque se parece demasiado a la cáscara del huevo


Vale, ya tenemos los huevos teñidos, procedemos a hacer el brownie. Los ingredientes son los siguientes:



Aclaraciones:

- La harina de maíz es mucho más rica y mucho más barata que cualquier preparado sin gluten

- El chocolate es puro al 70%. En ninguna etiqueta aparece que tenga lactosa y nos las hemos leído TODAS. Pero a lo mejor estamos equivocadas. Si sabes, nos cuentas.

- La mantequilla la hicimos con nata sin lactosa, como ya te contamos aquí

- Las nueces PELADAS. No sabemos si es necesaria la aclaración, pero ante la duda...

- Los dos huevos, los grandes ausentes de la foto. Una vez desarmado el chiringuito nos dimos cuenta de que no estaban en la foto, a si que contad con ellos.





El chocolate, lo mejor es deshacerlo poco a poco en el microondas. A baja potencia, y abriendo cada poco para ir mezclando.




Podríamos deciros un orden para mezclar la receta (que seguro que lo hay) pero lo solemos hacer sin orden ni concierto, la verdad. Bastante tenemos con que no se nos olvide ningún ingrediente...


Colocamos los huevos en unos moldes de magdalenas, tal y como ves en la foto para que el huevo no resbale ya que no ocupa todo el diámetro del molde (salvo que uséis huevos de avestruz, y entonces el empacho si que es pistonudo)



Y una vez colocados, metemos la masa en una bolsa de plástico para congelar a la que cortamos una esquina y así, rellenamos los huevos. No tiene dificultad ninguna, pero es una liada fina filipina. Una vez rellenos, limpias los restos que habrá en la cáscara y los moldes para que no se quemen en el horno. (los de la mesa, la encimera, el suelo, las sillas... los dejas para cuando los huevos estén en el horno)





Y metemos al horno a 180º (precalentado) unos 15 minutos. Con esto es suficiente, porque el "envase", es decir el huevo, es muy pequeño


Una vez sacados del horno, dejamos enfriar y pelamos los huevos y....... listo




Como veréis, pasamos un lunes de lo más fiestero.. Vamos, que se nos fue totalmente de las manos y mirad como acabaron los huevos. Esto por decir: echad los confetis encima de los huevos para la foto... que se animan, se animan... 




Y este ha sido nuestro reto, creemos, que superado. ¿Qué? Te animas a probar?? Si es así, nos lo cuentas, que nos encantará ver tus huevos.

SI ESTUVIÉRAMOS TOMANDO UN CAFÉ...

viernes, 24 de abril de 2015






... te contaría que soy Cristina y que hoy, puesto que ayer fue el día del libro, voy a contaros algunos que me gustan y otros que tengo ganas de leer.


Que ya te conté aquí, que no soy una experta lectora, para nada. Antes de tener niños, la verdad es que sí, los devoraba, pero entre que yo creo que he perdido la capacidad de concentración y la irrupción de los blogs he ido leyendo cada vez menos, aunque lo estoy intentando retomar. 


A propósito del día del libro, mucho San Jorge y demás, pero aquí también fue fiesta. En Castilla y León se celebra el Día de los Comuneros. La verdad es que yo no sabía mucho del tema. No recuerdo que en el colegio nos hablaran nunca de ello y en Castilla somos así, no tenemos ese sentimiento de comunidad que hay en otras (y así nos va...). Con lo que fuimos.. Además es una fiesta que divide y une poco, pero curiosamente, fue un libro el que me ayudó a entender lo que pasó. Y encima, me encantó. Se llama La Comunera, y cuenta la historia de Maria Pacheco y como lideró de la batalla de Villalar. Me pareció curioso e interesante. De la misma autora, La Abadesa, que cuenta la historia de una hija ilegítima de Fernando el Católico. De verdad que esta me rechifló, voy a ver si la retomo, hombre...


Como ves salgo en la foto con el libro de la gran Nuria Pérez. Se trata de un montón de ideas para hacer de nuestros hijos pequeños exploradores urbanos. Vamos, que de ir con ellos por la calle de paseo, nada de nada. Le compré el miércoles y ayer casi nos lo leímos del tirón. Más que de leer, leer, se trata de hacer, pero no quiero destriparte  el libro. El otro día os conté muy poco de la intervención de Nuria en Punto Mom. Ella nos contó que quería ayudarnos a hacer una revolución. Una revolución que fuera de 5 de la tarde a 9 de la noche. Cuando los niños llegan del cole, en el que se han tirado todo el día haciendo tareas repetitivas que les dejan el lado derecho del cerebro plano. Cuando llegan a casa es el momento en el que nosotras les ayudemos a incentivar su creatividad Yo desde luego, me apunto.. ¿Y tú? Pues este libro te ayuda fijo. Recomendable 100%. Ahora ya tengo excusa para ir a uno de los talleres de Nuria ¡¡me lo tiene que firmar!!


Leyendo el periódico esta mañana me he encontrado con Nancie Atwell, la mujer que ha ganado el premio a la mejor profesora del mundo, dotado con 1 millón de dólares y que ha destinado el dinero a su colegio. ¿Sabes que consigue que sus alumnos lean una media de 40 libros durante el curso? Alucinada me he quedado. ¿Y sabes como lo hace? Así: "La única manera segura de provocar el amor por los libros es invitar a los alumnos a seleccionarlos" . Mira, después de la semanita que llevamos de noticias horribles,  de gente que se aprovecha de los demás y de como la avaricia de determinados humanos parece no tener límites... Yo me quedo con ella y me devuelve la confianza en el género humano.


No la puedo dar más la razón. Uno de los últimos libros que hemos comprado ha sido Pequeños Grandes Fotógrafos de Jackie Rueda. Creo que no se lo descubro a casi nadie. Se trata de introducir a los pequeños en el mundo de la fotografía a través de juegos. Yo pensé que Nicolás era pequeño para él. Para 6 años es difícil de leer, no cuenta una historia, no tiene dibujos... pero el tema le interesa. Y pone todo su empeño en entender lo que dice para hacer los juegos fotográficos. Ahora, necesito otro libro que le atrape, porque lo ve como una obligación y no como algo que le gustará (seguro) en el futuro... ¿Me recomiendas alguno?


... y no te cuento nada más, que me voy a ir despidiendo. Que eso de que ayer fuera fiesta, hoy no, es un día mal puesto para nada. A ver si llega pronto la hora, y me repanchingo en casa con un buen libro. Mi propósito del año. Eso de empezar los propósitos en abril está muy bien. No piensas que has perdido 4 meses, je, je... 

Muchas gracias por acompañarme...





PUNTO MOM. EL AÑO QUE VIENE TIENES QUE VENIR

martes, 21 de abril de 2015




Si, si tú, aunque no tengas blog. Aunque no los leas. Aunque ni siquiera te gusten. El año que viene, te tienes que venir a Punto Mom 2016.Porque no se trata solo que sea una reunión de bloggers, que también. Porque no se trata solo de hablar de blogs, que también. Porque no se trata de conocer a gente a la que sigues (o no), que también... se trata de que conozcas otras cosas.


Imagino que por las redes sociales ya te habrás hecho una mínima idea de lo que ha sido Punto Mom.. ¿que no? Yo te lo cuento.


El año pasado nació Punto Mom como un encuentro para, no solo desvirtualizar a todas las personas que tienen un blog, sino para aportar distintos puntos de vista sobre temas variados lo que viene siendo una jornada a cañón de creatividad.


La verdad es que estuve entre que voy que no voy... y no fui. Aún me parecía que este mundo se me quedaba grande con solo 6 meses que tenía nuestro blog. Que gran error. Me he estado tirando de los pelos todo este año. 


Peeeero, por otro lado me ha ayudado a ir preparando mi viaje. El viaje a pensar que de verdad lo que hacemos vale la pena. Que le hace pasar un rato o pensar o reirse a carcajadas con lo que escribimos. Que te ayuda a estar despierta, a desarrollarte en aspectos que (en mi caso) el trabajo no me aporta y eso, solo que nos sirva a nosotras, sin pretender cambiar la vida de nadie, ya vale la pena. Si encima, alguien te dice que le has cambiado el día... fuegos artificiales.  Y eso, es muy importante. Y eso, me lo ha hecho ver Punto Mom. 


Si has echado un ojo por los distintos resúmenes del evento, verás que lo que te digo no fue solo cosa mía:


Inauguró las charlas Ari Bradshaw. Sinceramente, no la conocía, pero nos hizo reir un montón a toda la sala, con sus  divertidísimas críticas a las bloggers y su universo. No pudo estar más acertada sobre todo cuando hablaba de todos los trastos (ella se refirió a mierdas. Gran definición) que tenemos para las fotos. Tendríais que ver mi enana terracita como está de cajas.


Le siguió Nuria Pérez, para mí la estrella del congreso. La he conocido hace relativamente poco tiempo, pero estoy por hacerme una camiseta con su cara. Ella pretendía que hiciéramos una pequeña revolución, y no se si se dio cuenta, pero la revolución la hizo ella. Desde luego, desde ya soy nuriaperezista, no va a haber día que no visite su blog.


Imagino que lo que pretendían las ponentes era que no pararamos de pensar. Yo tengo la cabeza a punto de estallar, y es que Maïder Tomasena, la copywriter del congreso nos dio tantas ideas, y tan buenas... De ella es la culpa de que hoy me dirija a ti de tú y no de vosotras. Yo me había hecho a la idea de que os juntabais un grupillo a leernos y esa era nuestra audiencia (je,je,je.. es broma). Vale, pues no sois vosotras, eres tú. A si que, desde ya mismo te tuteo. Confieso recibir newsletters semanales de esta mujer que nunca leo. Se acabó. Me voy a poner como una loca a recopilar todos sus post porque se, que el blog va a mejorar muchísimo con ellos.


El rato de la comida fue espectacular. No solo por el catering, todo exquisito. Sino, porque es cuando puedes hablar con la gente. Me prejuré (esta palabra no existe, no?) a mi misma que no me iba a dejar a nadie sin saludar. Además, como apenas ponemos fotos nuestras soy yo la que me tengo que dar a conocer a los demás. A si que cuando Maria me dijo "pero si tu eres de Cosas de Infantas..." casi me caigo de culo.


Y como estrella de la tarde Andrea Amoretti. Si te crees que hablar de estilo es hablar de trapos, tienes que escucharla. He visto a pocas personas hablar con tanta seguridad y llenar tanto un escenario. Desde luego, creo que las 400 escuchadoras que estábamos allí nos fuimos con la moral muy muy alta.


Y me fui (con pena de no haberme podido quedar a la ponencia de Hello Creatividad). Me fui orgullosa, de pertenecer a una comunidad . Una comunidad que me acogió con los brazos abiertos: que Nerea y Elena fueran tan cariñosas conmigo y me dijeran que había veces que se partían de la risa con el blog. Que Lore se alegrara tanto de conocerme. Que Carmen me dijera que qué ganas tenia de que habláramos. Que pudiera saludar a Lucía, con la que tuve mi momento de empane, porque al saludarla me quedé así como abobada (en mi descargo diré que fue el efecto idola, ya que fue el primer blog que leí y gracias a la que estoy en este embolao). Que pasara un ratito genial con Ana... Que pudiera saludar a María, a Paula, a Belén.... 


Todo eso.. me hizo llegar a casa con una sonrisa de oreja a oreja de la que aún no me he despegado. Vamos, lo que viene siendo la increible sensación de venirse arriba, y de no parar de pensar en todo lo escuchado. No se si encontraré mi idea chocolate, pero que la estoy buscando desde ya, tenedlo por seguro.



Aquí la infanta Cristina (derecha) y su amiga Raquel, una auténtica artista en el arte de posar (ella, no yo)


Y por último, la parte de agradecimientos: A mi hermana Elena, porque sin su empujón de "tienes que ir" a lo mejor me hubiera quedado otro año en tierra.El año que viene no te lo pierdes como que me llamo Cristina. A Fernando, padre de las criaturas, por quedarme tan tranquila sabiendo que los niños, muchas veces están mejor no haciendo lo que yo digo que hay que hacer. Y por último, a Raquel, que me ha demostrado lo buena amiga que es, y que muchas cosas (como esta) no hace falta que se las pida porque sabe la ilusión que me hace. Solo con decirme "vamos" ya se que puedo contar con ella.


A si que, ya sabes, si no quieres estar un año más tirándote de los pelos, la tercera edición de Punto Mom ya está en marcha. Maria y Patricia cuentan contigo. Y nosotras... también

SI ESTUVIERAMOS TOMANDO UN CAFE´...

viernes, 17 de abril de 2015





... os contaría que hoy soy Elena la que viene a contaros sus aventuras y desventuras, y que casi mejor hoy me pongan un té. O mejor una tila porque hoy me toca hablar de conciliación. JA,JA,JA,JA... Es que es oír la palabra y me entra la risa floja.. JA,JA,JA,A... Y todo porque estoy de lleno metida en matrículas para guarderías pensando como narices nos vamos a organizar cuando llegue, dentro de 6 meses, el momento de incorporarme.


Os contaría  también como me parece sencillamente alucinante  que en campaña o precampaña o campaña perpetua o lo que sea que estamos viviendo absolutamente nadie se haya parado a pensar en una sola medida para ayudar a las familias. Ah, no, miento, el otro día oí a uno de los candidatos al ayuntamiento de Madrid (perdone que no retenga su nombre, señor candidato, pero para lo que no me interesa tengo muy mala memoria) decir como medida estrella de conciliación, la apertura de los colegios por la tarde. ¿¿Perdón?? No dudo que será un apaño que ayudará a muchas familias, pero vamos, de ahí a ser una medida de apoyo... me parto de la risa



Si yo fuera política, no sería tan arrogante de pensar que tengo una idea brillante para un colectivo que no conozco. Si yo fuera política intentaría hablar con las personas afectadas de un determinado problema para ver cuales son sus necesidades. Si yo fuera política, primero estudiaría cuales son las medidas que puedo tomar mirando otros sitios donde ya lo hayan hecho y les haya funcionado, sopesaría que es lo que puedo hacer y lo que no y luego, cuando lo tuviera claro, lo anunciaría.... Pero claro.. es que yo no soy política.



Y no me vale esa frase tan egoísta y tan manida de "la decisión de tener niños ha sido tuya, apáñatelas". Porque no voy a contestar con la también manida "¿¿y quien pagará tus pensiones??". Porque yo no he tenido niños para aportar nada a la sociedad, yo los he tenido porque he querido, pero como formo parte de ella, entiendo que el estado, al abrigo de mis impuestos me tendría que echar una mano. Pero lo pienso sobre esto y sobre colectivos que nada me afectan como los de discapacitados, autónomos o folclóricas... Pensar que cada uno se tiene que sacar sus castañas del fuego no es muy de sociedad, sinceramente. 



Y mucho más en el tema de los niños, que parece que hay una corriente en la que eres muy guay si reconoces que molestan. Puedo llegar a entender los hoteles sin niños, pero me flipa de sobremanera los vagones de tren sin niños.. y sin móviles. Toma ya!! O sea que a mi me pueden molestar muchísimo los móviles pero no podría ir en este vagón si llevo a mis niños. Y ya de paso los colocamos en la misma categoría a un móvil y a un niño. Venga hombre!!! Al final, como siempre, Carlos González tiene razón cuando dice que  "vivimos en una sociedad que nos hace creer que tener hijos no es importante". Leeros bien la entrevista, no se desperdicia ni una coma. 


En fin, pues os cuento que me voy ya, que tengo ya un montón de compromisos infantiles, que vamos, la agenda de mis hijos parece la de Rajoy y sí, otra vez me toca cumple... Pero de los cumples, ya hablamos otro día.


Muchas gracias por tomaros este té conmigo, que parece que ya me he quedado más tranquila aunque no haya solucionado nada de nada. Seguidnos en las redes, porque este finde, la Infanta Cristina se marcha a Punto Mom (suertuda!!) en lo que tiene pinta que va a ser uno de los eventos bloggeriles más geniales, y nos lo irá contando todito.


El martes (esta vez, si) sin falta nos vemos. Feliz finde!!!!







SI ESTUVIERAMOS TOMANDO UN CAFÉ

viernes, 10 de abril de 2015






... os contaría en este café virtual al que os invitamos todos los viernes, que hoy, soy Cristina la que pasa por aquí  y si estuviéramos tomando un café os preguntaría por qué tal habéis pasado las vacaciones. Que aunque hemos salido poco, hemos descansado mucho. Y que me he dado cuenta de que aunque yo, que he sido una marmota profesional toda mi vida porque no amanecía antes de las 11 ningún fin de semana, resulta que una vez que eres  madre y te acostumbras a dormir poquísimo (como todas, lo se) ahora va y me sienta mejor dormir menos que más. ¿¿Será que me estoy haciendo mayor? Esto no hay quien lo entienda.


También me gustaría contaros lo muchísimo que me gusta Internet y de como ya no concibo mi vida sin la red. No solo por la cantidad de gente en el camino que te encuentras, que también, si no por las historias tan geniales con las que te topas.


Que si no tuviera Internet, nunca hubiera conocido a  Juan Sisto, un aventurero que ha decidido vivir de viaje. Lleva casi dos años recorriendo América, desde Chile hasta Alaska en bicicleta. En casa estamos enganchados a su aventura y vamos siguiendo sus etapas. Y encima, hemos colaborado con él en su viaje y ha enviado una postal a Nicolás y otra a Manuel desde donde se encontraba en ese momento, que era San Francisco. Una postal personalizada donde se ha currado guiños a Palencia. Este chico, ya me ha ganado


Otra historia que nunca hubiera conocido sin Internet es la de Daniel Norris, un jugador americano de béisbol que a pesar de que gana 2 millones de euros al año, ha pedido a sus gestores que solamente le ingresen 736 euros al mes en su cartilla (una de las cosas que más me sorprende es que que tenga cartilla...) porque no necesita más para vivir.


Que gracias a Internet también he conocido las charlas de Tedex a las que  estoy enganchada . Aquí podéis ver solo 6 de ellas, pero hay más de mil de todo tipo de temas, cultura, política, música... pero sobre todo soy fan de poster de las de superación personal. Es increíble lo que pueden hacer las personas en determinados momentos críticos. Me encanta que el ser humano me siga sorprendiendo. 


Y además soy muy fácilmente impresionable por casi todo, vamos que la mayoría de las cosas que leo me hacen pensar mucho demasiado. Por eso me ha gustado tanto el post de Xanela Chic (a la que tampoco hubiera conocido si no hubiera sido por Internet). Porque muchas veces nos dejamos guiar por los mil manuales, doce mil consejos, páginas de crianza, de educación, de ..... y eso, amigos, a una madre impresionable como yo, le deja huella. Es por todo ello, que cuando reconoce que sí, que grita a sus niños (como yo hago a los míos) me ha dejado como mas tranquila. Veis? Fácilmente impresionable (aunque tengo mi criterio, no os vayáis a pensar..)


Y es que, vivir en una ciudad pequeña te hace perderte muchas cosas, y aunque Internet no las pueda sustituir, ayuda a acercar las cosas un poquito más. Es por eso que me encanta la idea de que Punto Mom (el primer evento bloggeril al que acudo) se haga en una ciudad mediana/pequeña y que se celebra el finde que viene. Va a ser un congreso referente en cuanto a blogs se refiere (aunque no hace falta tenerlo) y que tanta gente se desplace hasta Oviedo, mola mucho. Por cierto, YO VOY. El año pasado me quedé con unas ganas increíbles. Me da mucha pena que no me acompañe la Infanta Elena, a ver si el año que viene.


A si que me voy con mi amiga Raquel, a la que apunto a un bombardeo (y ella me dice a todo que sí, las cosas como son...) . Tengo muchas ganas de conocer a mucha gente. Espero no arrugarme en el momento crítico, que a veces, me pasa que me entran las vergüenzas, como a los niños pequeños. Se que no prodigo mi cara por los medios. Es esta, a si que por favor, si alguien me ve, que me salude, tengo muchas ganas de conoceros a todas.


Pues este ha sido mi café, muchas gracias por acompañarme y tomarle conmigo... Buen finde!!