SI ESTUVIÉRAMOS TOMANDO UN CAFÉ...

viernes, 19 de junio de 2015




... hoy os contaríamos que nos tomamos este café a dúo para despedir la temporada. Que oficialmente, aquí empiezan las vacaciones el martes (un martes?? si, hija, si) pero que nosotras nos vamos desde ya . A partir de mañana pasaremos unos días en el pueblito bueno (que te descubriremos cuando volvamos) a descansar, a ir a la playa (esperemos) a jugar, a pasear en pijama por la calle,  y a pasárnoslo fenomenal.


Hemos compartido un montón de cafés contigo y nos ha encantado y sabemos que a ti también Hemos recibido tus respuestas a nuestros cafés multiplicadas por 1.000. La temporada siguiente repetiremos, seguro. 


Te hemos enseñado cumpleaños, comuniones, viajes, historietas varias, cosas que nos gustaban y cosas que no y en todas, pero en todas hemos tenido una respuesta. Te han gustado más o te han gustado menos,  lo importante para nosotras es que te interesamos a si que, tomamos nota.



Y la temporada que viene tenemos en mente hacer muchas cosas, organizarnos mejor y contarte todo todo y para eso, paramos un poco, para pensar en lo que hemos hecho y en lo que nos quedará por hacer.


Solo te pedimos una cosa: Disfruta muchísimo el verano, que nos lo hemos ganado.


Muchísimas gracias por estar ahí. Nos vemos a la vuelta


PD: Al habla Cristina. No pienses que te vas a ir de rositas y no te voy a contar el concierto de Maroon 5. Como todavía estoy en estado de shock, lo haré después de las vacaciones. Como dice mi amiga Raquelin y acompañanta al concierto, esto da para 3 o 4 post, pero tranquila, solo haré uno. 

SI ESTUVÍERAMOS TOMANDO UN CAFÉ

viernes, 12 de junio de 2015



... pues si estuviéramos tomando un café que hoy yo, Cristina, creo que es la primera vez que tengo ganas de que llegue el lunes. Así de entrada, seguro que la frase te parece raruna. Aunque si me sigues un poco, te darás cuenta de que por aquí ya, puedes oir cualquier cosa.



El caso es que como te conté aquí, ha llegado el día en que mi amiga Raquelín y yo nos vamos a ver a Maroon 5. Si, ese grupo que conocimos el 12 de enero y que el 15 de enero nos liamos a comprar las entradas para irles a ver a Madrid el 15 de junio. Muy loco todo. Y que tenemos el Spotify echando humo con las canciones de Adam y su banda y porque Superpop cerró en 2011, que si no, nos lo hubieramos comprado para conseguir uno de los poster que en los 80 llenaban las paredes de todas las habitaciones de las pollitas, así con 41 tacos las dos.



Pues eso, que ya está todo listo. Y si es que para una cosa soy organizada, es para los viajes. Para la única mejor dicho. Ya tengo impresos los billetes, el plano del metro, la distancia del metro al hotel, la distancia del hotel al Barclays Center, sitios para cenar, sitios para desayunar... (aunque cualquier propuesta será bienvenida.).. Y es que las de provincias somos así, cuando vas a Madrid, hay que ir preparada



Y digo que es en lo único que me organizo bien, porque después de leer el post de mi amiga Lo sobre la organización, veo que mi vida es un poco caos. La verdad es que llega el día en que tengo una ofuscación mental y la única manera en que se me pasa es ponerme a recoger y a tirar cosas: en la oficina, en los armarios, en la cocina, en el bolso.... El "día recojón"  lo llamo



Aunque reconozco que este año he mejorado mucho. Me agencié este organizador de menús y oye, mucho mejor. Es más, la semana que no tengo el menú de cada día (comidas, meriendas y cenas) apuntado, vamos (todos) de culamen. Pero sobre este tipo de organización tiene que hacer un post la Infanta Elena. Se organiza de maravilla, mucho mejor que yo, con una enana más en casa. Si se lo pedimos fuerte, igual lo hace.



El año pasado  también conseguí una agenda muy apañada con la que me organizo el día y creo que he mejorado bastante. Apuntar las cosas que tienes que hacer da gusto, pero tacharlas... ni te cuento.Y por supuesto, cuento con la inestimable ayuda del móvil, que con sus campanitas pepito grillo, no te dejan de recordarte lo que aún NO has hecho.



Hay una cosa que nunca me apunto pero que siempre recuerdo y son las fechas de los cumpleaños. Cuando estudiaba la oposición tenía un truco para acordarme de las fechas de los Decretos y Leyes que me tenía que estudiar, y es que las relacionaba con los cumpleaños de mis amigos y mi familia. A si que, a fecha de hoy, aún recuerdo fechas de cumpleaños de gente con la que ya ni siquiera tengo relación. Con lo que siempre me acuerdo de un cumpleaños. Si no te felicito es o porque no se en que fecha cae el tuyo o porque ya no tengo relación contigo (aunque alguna vez he patinado con algún cumple, las cosas como son). Y relación me refiero a ni siquiera un número de teléfono, porque ahora con facebook y whatssap sigo felicitando a todo el mundo que se que hace mucha ilusión (o por lo menos a mi. Atenta, mi cumple llega pronto, el 5 de julio) 



Y nada más te voy a  ir dejando que este finde le tenemos completito. El mes de junio es el de la fotografía en Palencia, gracias a una iniciativa que se llama Pallantia Photo, con exposiciones y talleres geniales, también para los niños, a si que, si la lluvia nos deja, sacaremos la cámara y nos iremos a hacer fotos, a ver si conseguimos mejorar.


Os espero el martes y si me sigues por las redes sociales, seguro que te enterarás de la palicilla que te estoy dando con el concierto, pero tranqui, que ya es el lunes... Que pases un finde genial

YA PUEDES DECIR QUE SABES HACER PANINIS

martes, 9 de junio de 2015




De verdad que este no es un post hecho para rellenar ni con algo que no supieramos que poner. De hecho, entre las dos, hemos tenido un intenso debate sobre si publicarlo o no publicarlo, y al final, hemos optado por el socorrido "compartir es vivir" (del que desde YA tiene una sección) como si nuestra misión en este mundo blogger fuera facilitaros las cenas (que el "que pongo, que pongo" es un auténtico engorro)


El debate era que no llega ni a la categoría de receta, pero es tan apañado y es tan rico, que al final, hemos decidido publicarlo. Puede que penséis "que idea más fantástica" o "vaya chorrada" o las dos cosas a la vez, a si que por si acaso... aquí está.


Esta receta ha nacido de la prisa y de las sobras. Ponte en situación: fiestas del cole de los niños. Desde las 17:15 jugando a las peonzas, patinetes, bicis, pintacaras, scalectrix, ahora unos helados, ahora unos globos de agua... Total, entras por la puerta de casa a las 10 de la noche, totalmente exhausta y pensando "y que hago yo de cena??" y para colmo, oyes una vocecita "yo te ayudo, mami". Matamé camión.


Pero como las casualidades sí existen, de repente ves ese pan rico riquísimo que sobró esa mañana y que, milagrosamente, no se ha puesto como un pedrusco a pesar del calorazo que hace. Rebuscas en la nevera y encuentras todo esto (podéis obviar las salchichas, pero a esa hora, como verás, no estábamos para discutir) y dices "PA-NI-NIS".



Por cierto, podeis obviar la calidad de las fotos, pero fíjate si era tarde, que ya no había luz ninguna...


A si que, la receta es la siguiente:


Haces unas rebanadas más bien gorditas del pan ese rico riquísimo. Como vereis, tiene mucha miga. Mejor, así puede aguantar todo lo que le eches. Y lo primero que le echas es un poco de tomate frito (si lo teneis casero, 11 sobre 10) y un poquito de orégano




Del resto, al libre albedrío: jamón con roquefort, pavo con gouda, salchichas solas... Y en este momento que escribimos se nos ocurren otras alternativas: queso de cabra con cebolla, sobrasada, rodajas de tomate con jamón...

Y encima, un poquito de mozzarela



Al horno a 180º durante 10 minutos y .............. listo. Aquí están tus paninis.





La corteza queda crujiente, y la parte de arriba superdeshecha....... riquísimos




¿Te animas  a hacerlos y nos dices que echamos encima para repetir? Anímate y los publicamos ¿Te apetece?

Esta ha sido nuestra propuesta de hoy. El viernes, ya sabes, café.



SI ESTUVIERAMOS TOMANDO UN CAFÉ

viernes, 5 de junio de 2015





Te contaría que lo primero de todo te tengo que pedir disculpas porque se que el viernes pasado nos estabas esperando, a la que fuera de los dos, pero créeme que fue imposible. Casi entro en parada cardiorespiratoria (es lo que tiene ver Anatomia de Grey, no te creas que se un pelo de medicina) por no poder presentarme a tomar el café contigo pero anduvimos liadísimass entre la Comunión de Santi y el Cumple de Gonzalo.


Me hace muchísimas ilusión que me esperes, que ya se que abres el blog en medio de las faenas (porque no se pueden llamar de otra manera) de la casa, o a mitad de mañana en una pausa del trabajo o poniendo ejercicios a los niños a los que das clase (aunque hoy estas de fiesta, no se si sacarás un ratillo) o que te reenganchas al café de después de comer. Y como se que nos esperas, intentaré no volver a fallar, pero te digo una cosa, si no se puede pues no se puede, porque respeto demasiado a mi audiencia, es decir, a ti, como para venir con un refrito o un café tomado deprisa y corriendo en el que encima nos quememos la lengua. Vamos, ni hablar. A si que, hoy, más tranquila me tomo esté café contigo. Ah! que soy Cristina, que no te lo había dicho.



Y hoy, en este cafetín, quería contarte una de las cosas que más me gustan y a las que los blogs me han ayudado. Y es, el deporte. Vamos, hacer deporte.


Pero el deporte así ya de mayor. En mi época infantil y juvenil mi afición a cualquier tipo de deporte era cero pelotero. Nada, un horror. Ya que estamos en confidencias bochornosas, te contaré que la profe de gimnasia del cole, me suspendió la asignatura en 1º BUP para septiembre (que también hace falta tener mala leche, porque tampoco es que fuera tan pato mareado como para suspender). A la larga, me hizo un favor, porque tuve a mi padre de  personal trainner persiguiéndome por las esquinas para que moviera el culo y ese año empecé a correr, a jugar al baloncesto, a ir al gimnasio... Vamos, el verano más en forma de mi vida.


Posteriormente, me di cuenta de que los deportes de equipo no eran lo mío. Créeme que he probado casi de todo: baloncesto, squash, padel, rugby, tenis.... y finalmente, después de mucho intentarlo me di cuenta que lo que me rechiflaba era esquiar y correr.



Del esquí os hablaré otro día, aunque hoy en día, lo que más practico es salir a correr. Nada de running, footing ni otra cosa que acabe en -ing. Ir a correr. Ahora hay una auténtica fiebre pero yo ya lo hacía antes de la llegada de los blogs. Pero lo hacía mal. Salía sin ninguna disciplina , sin zapatillas adecuadas, sin calentar ni estirar (esto nunca lo hagáis) un poco a lo tonto, vamos. 



Pero ya me picaba la curiosidad y en 2006 me apunté a La Carrera de la Mujer que se celebró en León, así a lo loco, sin saber si iba a poder acabar los 5 kilómetros de la prueba. Vi a toda esa cantidad de gente corriendo, toda aquella animando, con un recorrido que no conocía y que se me hizo eterno y en el que pensé que iba a tener que abandonar, ... fue pasar la meta y ponerme a llorar (de la emoción aunque del esfuerzo y de lo que me dolía todo el cuerpo supongo que también)...... y ahí fue darme cuenta de que esto me encantaba.



Luego llegó un embarazo, una cesarea, la lactancia larguísima, otro embarazo, un parto, otra lactancia larguísima y...... las EXCUSAS. Si, si, desengáñate, que lo que tienes no es falta de tiempo, ni falta de forma, ni falta de equipo, lo que tienes son muchas excusas, como yo las tenía. ¿Te acuerdas de esta señora? Pues no se me olvidará una vez que la oí decir que no se saltaba ni un solo día su hora de ejercicio. Y yo pensé, si la mujer más ocupada del planeta tiene tiempo, ¿no lo voy a tener yo?



Sigo sin seguir un plan, como aparecen en muchos blogs, simplemente, busco un rato, me pongo las zapatillas y a correr. Hay días que puedo una hora, días que puedo media, pero incluso estos días pienso que ya hago más que si no hubiera salido. 



A si que ahora, me fijo en blogs como Yo no corro vuelo, The Beauty Mail, que a la hora de correr te dan muchos consejos (aunque no sigo muchos) y otro blogs como Dieta Sana y Ejercicio o Gelatina de plata que me dan la motivación que necesito, porque al final es solo eso, motivarse. Y poco más porque en esto del correr, por mi parte, no lo veo como una moda, porque voy a unas horas intempestivas donde nadie me ve y tampoco soy mucho de ir de lo más in con respecto a la ropa (y en el no deporte, tampoco).  Mi equipo le compré hace mil años y pide a gritos una renovación, aunque con la inversión de este año en las zapatillas, tendrá que esperar. Pero una cosa te digo, aunque no hay que ir remonísima, desterra pero YA las camisetas de publicidad. Cosa más fea, por dios...



Total, que lo que te quiero decir es que practiques el deporte que practiques que sea algo que vaya contigo, no lo hagas por modas, porque pocos suplicios habrá mayores que salir a correr con un alveolo pulmonar a punto de salirte por la boca. Si ya es una tortura si te gusta, imagina si lo haces por postureo. 



Y te voy a ir dejando con este café con hielo que es lo que de verdad apetece ahora que, por fin, hace calor. Pasa un finde genial y el martes, te esperamos por aquí. Gracias por tomarte este café

LA COMUNIÓN MARINERA DE SANTI

martes, 2 de junio de 2015





Pues después de dejar un montón de pistas en nuestras redes sociales con una foto por aquí y otra foto por allá de la primera comunión de Santi hoy te la traemos enterita.





Te tenemos que confesar una cosa: montar una mesa de dulces como esta nos ha dado un poco de canguelo. Por dos razones: La primera es porque los padres de la criatura nos dejaron hacer lo que nos diera la gana, cosa que se nos da a la perfecciónY la segunda, porque el sitio donde se celebraba la comunión es una pasada de bonito.


Entonces, te preguntarás (o igual no, pero ya hacemos nosotras la reflexión) ¿donde está el problema? Pues que si algo sale mal, la responsabilidad es entera nuestra y eso da un poco de miedito. Aunque, como veréis en las fotos, no fue así porque la verdad es que estamos contentísimas de como quedó todo.


Y es que, el año pasado ya montamos la mesa de su hermano. Seguro que recordáis la comunión de Jose Luis, porque tuvo mucho éxito de crítica y público (nos venimos arriba). Pues Santi es su hermano y no queríamos que las dos mesas se parecieran nada. Con nuestro estilo, pero diferentes.
Empezamos a enseñártela:




Santi iría vestido de marinero y se nos antojó una mesa con inspiración náutica. Lo primero, los colores; blanco, azul y rojo. Y los fondos rayas y estrellas. A si que toda la decoración y los dulces, irían en esos colores y con ese tema.




A si que, mucho banderín marinero, mucho candil y mucho barquito. Todo, en esos colores.



Las chuches, claro, llevaban  los colores de la fiesta. Esta letra, que nos chifla, fue lo único que dejamos elegir a su madre, y que nos encanta. Es infantil pero no de pequeños, parece que lo hubiera escrito el propio Santi.






Como no, las galletas no podían faltar y repetimos el patrón de toda la decoración.









Y esa jaula donde los invitados dejaron sus deseos a Santi y que ya hemos visto en otras mesas. Si es que ... creamos tendencia y nos encanta!!!






Vistosos como poco, los molinillos. Bien pensamos que nada tienen que ver con el tema marinero, pero es un aderezo que nos ha encantado como quedan. 





Y con los barquitos, tuvimos la suerte, de que esta misma semana a nuestros niños se los enseñaron a hacer en el cole. A si que les tuvimos en plan pequeño taller clandestino dale que te pego a hacer barquitos. Les quedaron perfectos... o no??





Y esta ha sido una de las mesas de esta temporada. Te ha gustado?? 





Seguiremos enseñándote el resto de eventos, porque (otra vez que nos venimos arriba), no solo nos encanta es que vemos que a ti también y eso..... no tiene precio.

El viernes, aquí como un clavo a tomar café, vale??? Nosotras invitamos.