MI CAFÉ DE LOS VIERNES Y 10 COSAS POR LAS QUE CREO QUE ME HAGO MAYOR

viernes, 16 de octubre de 2015


A ver, mayor, mayor, no es que sea. No me importa en absoluto reconocer mi edad. De hecho, el día de mi cumple bien que lo publicité en Instagram recién acabada de levantar y sin verguenza ninguna como (casi) siempre, pero veo que hay determinadas cosas que me hacen sospechar que me hago mayor. Ojo, no lo digo en plan mal, ni mucho menos, pero me veo ciertos tics.. que esto tiene que ser la edad y con un café en la mano te lo cuento:

1. No soporto el volumen de la música que tienen en Stradivarius. Seguro que el marketing no engaña y que esos decibelios y la caja que hacen al final del día están directamente relacionadas, pero yo no puedo con ello. Me imagino a las polluelas comprando compulsivamente cual zombies de thriller (que tampoco hay que estar repitiendo lo mayor que soy)  The Walking Dead 

2. Examinar todo DNI que pasa por mis manos y calcular si podría ser mi hijo o no. Si ha nacido después de 1993, es que si. (claro está, si hubiera decidido tenerles a la edad a la que mi madre me tuvo a mi, con 22)

3. Darme crema de manos antes de irme a la cama sentada en la misma. Es una costumbre que tengo desde hace poco, pero me da la sensación en esa postura, que los rulos serán lo próximo.

4. Reírme un montón cuando pasan un par de adolescentes a mi lado y saltan "tengo clarísimo que yo jamás haré...". Me temo que ya tengo la experiencia suficiente para saber que clarísimo y jamás, nunca se cumplen si van juntos en la misma frase. Y separados igual tampoco.

5. Tener una chaquetita siempre en la oficina "por si acaso". Si ya me la pongo sobre los hombros y le añado un cordoncillo de bolitas a las gafas (que no tengo. Véase punto 6) soy la perfecta chica de la cruz roja

6. Ir buscando gafas chulas para cuando las necesite. Siempre he visto fenomenal pero me encantan las gafas. Como aunque siga viendo bien, la vista cansada está ahí acechando y yo ya voy mirando por si acaso, que es que las hay preciosísimas

7. Coger los catálogos de Lidl que dejan en mi portal. Jamás voy a Lidl. Me pilla fatal. Pero me encanta ver los catálogos sobre las cosas más peregrinas: bricolaje, coches, pijamas de bebés.. cosas que jamás voy a comprar pero que me encanta ver que existen...

8. Ponerme nerviosa cuando salen los tickets regalo o descuento del DIA. En el momento en el que la cajera me los da, ya no se que he hecho con ellos, pero me hacen muchísima ilusión. Ni que decir tiene, que no los uso never in my life.

9. Pasar a que en la farmacia me den muestras para "las primeras líneas de expresión" a muestras de antiarrugas. Ya se que hay que ser agradecida, pero esto, sinceramente, me sienta como una patada. Siempre estoy a punto de no cogerlas, pero la educación (la buena) me puede

10. Creerme que soy una persona mucho más interesante que cuando tenía 20. Mi amiga Montse me dijo una vez que "que remedio nos queda" pero yo, sinceramente, me lo creo de verdad.


Bueno, estos 10 puntos puedo reconducirlos. Diré en mi favor que hago mucho el gamba y pienso muchas tonteridas, a si que puede que me quede con menos puntos y que al final, no sea tan mayor como creo.


E incluso que estos tics, sean normales... porque.. a ti también te pasa, no??

2 comentarios:

  1. Pero cómo no voy a ser fan...me ha encantado!!
    Lo de la crema de manos, tal cual, nivea de la caja azul, para más señas. Por cierto, tengo que comprar que se me está acabando ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como eres Chusi!!!! Me encanta que te hayas identificado, a si que, no estoy tan mal.... Jejeje... Besos

      Eliminar

Agradecidas y emocionadas, gracias por veniiiiiiir (y comentar)