LA COMUNIÓN DE CELIA

miércoles, 11 de mayo de 2016


Pues aquí estamos con la comunión de Celia. Pero la comunión con todas las letras, porque no solo nos ocupamos de la mesa dulce. También decoramos las mesas, hicimos los detalles de los invitados mayores, de los pequeños... Vamos lo que viene siendo estar a tope. Pasa, pasa... que te vamos a contar:


Para las mesas de los invitados, se nos ocurrieron estos "árboles de tarjetas". En cada mesa había uno o varios "árboles" (como verás de árbol tiene poco) con etiquetas en las que aparecían los nombres de los allí sentados. Una vez acabada la comida, cada uno tenía que coger su tarjeta y dejar un mensaje a Celia dentro de la jaula. Sin pretenderlo nosotras, nos contó Pilar, su madre, que fue uno de los momentos más divertidos de la comida.


Si su madre tuvo algo claro desde el principio que vio este estampado Liberty es que quería que toda la comunión fuera con él. Y que razón tuvo, quedó preciosísimo. Presidiendo la mesa dulce, un cuadro que hicimos para Celia con su nombre y el estampado. Acompañado de nuestros, ya imprescindibles, banderines.

 


Toda la mesa iba en los colores del Liberty. Azul, un poquito de verde y tostado. Esto fue petición de su madre, puesto que Celia llevaba un fajín de este color. Hemos llegado a tal punto de coordinación, que hasta la niña va a juego con la mesa... Aunque más bien es al reves.... ja, ja, ja..


Para vestir las mesas confiamos, como siempre, en Tejidos San Luis, con esta tela de saco que nos recomendó Mª Ángel y que quedó perfecta.



Y si algo nos rechifla, además de las chuches, es poner las galletas a juego. Es que no nos digas que no es una monada.



Como ya te hemos dicho, los detalles también corrieron de nuestra cuenta. Los recordatorios, a juego con todo, no pudieron quedar mas finísimos. Repetimos patrón: estampado Liberty y tostado.


Y las galletas lo mismo. Le daba a todo un toque... perfecto


Y para remate, los cubitos de chuches que se entregaron a los niños. Metidos en estas cajitas de palomitas de Self Packaging que es que nos rechiflan y que utilizamos siempre que podemos.


Y si además, cada uno de los cubitos va personalizado con el nombre de cada niño, es que se vuelven locos.
Aquí como quedó el rinconcito:


Y esta ha sido la estupenda comunión de Celia, donde nos ha encantado participar. Ha sido un curro grande pero no podemos estar más contentas por todo:

- Por el resultado final, porque como verás, ha quedado precioso
- Por la confianza que Pilar, la mamá de Celia depositó en nosotras desde el minuto 1
- Por toda la gente que trabaja en el Hotel Europa Centro, por ponérnoslo tan fácil, en especial a Yolanda, su directora.
- Por lo bien que nos asesora Mariangel en cuestión de telas, en las que sabe que andamos un poco pez, y nos ayuda a un resultado espectacular.

Y con esto y un bizcocho... este sábado otra comunión, que seguro va a ser también... preciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradecidas y emocionadas, gracias por veniiiiiiir (y comentar)