EL CAFÉ DE LOS VIERNES

viernes, 23 de diciembre de 2016




Pues si estuviéramos tomando un café te contaría que hoy soy la Infanta Cristina la que viene a tomarlo contigo pero que no tenia ninguna intención de publicar hoy.

Lo primero porque empiezan mis vacaciones, y aunque me imagines (así me imaginaba yo) en una preciosa cafetería tomando un chocolate caliente con un gorrito con pompón y la punta de la nariz colorada, lo cierto es que estoy en un torneo de navidad de baloncesto que han tenido a bien convocar a las 09:45 de la mañana (bendita programación de blogger). Que mejor manera para empezar las vacaciones que madrugar!!

Total, que lo que te cuento, no pensaba publicar, sobre todo porque casi todo el mundo que me lee, seguro que tiene mejores cosas que hacer: Si trabajas (aunque imagino que hoy nadie haga ni el huevo) tendrás otras ocupaciones como dejar la cosas terminadas. Y si no, pues estarás con tus amigos y familia que han venido para las fiestas, o comprando los últimos (o primeros) regalos, o empezar con la cena de nochebuena ... o lo que sea que tengas que hacer que no sea leer mis divagaciones.

Peeero el azar quiso que estuviera ayer con Patri y me dijera, que si, que nos esperas al café y yo creo que pesó parte de responsabilidad y parte de vanidad. Porque, las cosas como son, que alguien te diga que a la gente le gusta lo que haces... te hincha cual pavo.

Y, por último, el hecho de que sea mi ultimo café del año me parecía feo despedirme así, a la francesa, después de que llevas durante todo 2016 tragándote mis desvarios, que menos que decir adiós al año y a ti.

Lo que ya te digo que no voy a hacer es el "balance del año". Solo la frase ya me resulta pedante. Que si tu lo dices, genial. Pero a mi no me gusta. Y no solo por esto, también es que no me suelo acordar de lo que me ha pasado. Es como cuando dicen: "recuerdas la temporada de lluvias del año pasado?" o " acuérdate del sofocante calor del verano". Pues NO. No me acuerdo. Se me mezclan las temporadas y los temporales. Menos mal que hago muchas fotos y con ellas, los álbumes anuales. Y siempre puedo tirar de ellos.

Y claro, las redes sociales, ya sabes, a full time, que también me ayudan. Para que luego digan que solo hacemos el tonto con ellas, y mira lo bien que me vienen para mi memoria de pez.

Si me pongo a modo "resumen del año a lo informe semanal" puedo decir que el año, en lo personal ha tenido de todo: bueno, reguleras y catastrófico. Pero mirarlo con la perspectiva desde el 1 de enero me da como miedito, es como un salto al vacío (que vete tu a saber qué habrá) con lo que el próximo 1 de enero lo voy a tomar como: lo que ha de pasar, que pase.

Pero en el tema de Infantas, el año ha sido espectacular. Yo creo que ha sido el año "de la consagración" . Cada mesa dulce, cada publicación, cada comentario, cada ... zanganada publicada (que también) ha tenido una respuesta de la repera. Y con el #eventazodeinfantas habéis superado todas nuestras expectativas. No podemos estar más agradecidas y anonadadas.

Y nada más. No te puedo prometer mucho de lo que habrá en el blog este nuevo año que se nos presenta. No es que quiera hacernos las misteriosas, es que no tengo ni idea y vamos un poco sobre la marcha, parece que los calendarios editoriales no va con nosotras y por eso, creo que es mucho más divertido. Para quien nos lee y sobre todo, para nosotras. Y es que yo creo que se nota, que lo pasamos bien...

Lo dicho, sigue mi consejo (que no soy dada a darlos pero mira, hoy me ha dado por ahí) y no esperes nada del año. Que venga todo solo..

Que pases unos dias geniales y una FELIZ NAVIDAD

Un beso gigante....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradecidas y emocionadas, gracias por veniiiiiiir (y comentar)