EL CAFE DE LOS VIERNES

viernes, 10 de febrero de 2017


Si estuviéramos tomando un café te contaría hoy te lo tomas con la Infanta Cristina y que hoy no vengo a hablar de Samanta y de lo que ha dicho, aunque empiece el post hablando de ella. Sobre todo, porque ya habrás leído de todo y llego tarde. No fueron sus palabras, más bien todo lo que se ha dicho, lo que me hizo comenzar a pensar en escribir este post. Todas sus declaraciones están por toda la red así que no las voy a repetir.

No voy a entrar a comentar lo que me han parecido sus declaraciones (que, entre otras cosas, me parece que las ha hecho para vender su libro. Nada que decir, puro marketing) porque de criticarla  ya se han preocupado los millones de comentarios en redes sociales y, sinceramente, es que no hay nada que criticar. Es su opinión y punto. Realmente no me parece que sea para escandalizar tanto, lo realmente escandaloso es que con 41 años no supiera en el jardín que se metía cuando decidió quedarse embarazada. Solo por ser periodista ya podría haberse informado un poquito mejor de que ser madre implicaba, entre muchas cosas, no dormir. Por poner un ejemplo de lo más tonto.

Lo que cada vez tolero menos es esa mala educación y desprecio que continuamente se vierte en redes sociales. Sobre todo, aprovechando el anonimato. Es como si cada uno tuviera la verdad absoluta, cuando lo realmente divertido a mi me parece que es la diversidad y que cada uno piense una cosa. Solo creo que hay un límite: el insulto y el tratar mal a los demás.

Lo que tampoco concibo demasiado es esta manía de la gente de meterse en la vida de todos y criticar por criticar. El lema de mi amigo Ismael es "vive y deja vivir". Que razón tiene. Por esta chica en concreto ni siento lástima ni siento la necesidad de lapidarla. Sobre todo, porque está hablando de SU vida y lo que haga o sienta en ella, a mi no me afecta en absoluto

Y yo entiendo que cuando te aireas tanto por redes, sea Facebook, sea Instagram sea el propio blog estás exponiendote. En mi caso, no llevo mal las críticas. Al contrario que todo el mundo: las negativas las llevo mejor que las positivas. De las primeras aprendo y procuro no caer en la misma piedra. Las segundas me dan una vergüenza horrorosa. Veasé el post de mi café y mi chaqueta roja. Hay una muy seguidora que me lo recuerda cada poco: Chaqueta roja = BIEN.

Es por eso, aunque no suelo ser muy amiga de consejos, que yo creo que a la gente le iría mejor dedicándose a cualquier hobby que no sea el intentar opinar sobre la vida de los demás. Sobre todo porque lo que hagan los demás nos debería importar un pepino, siempre y cuando no te afecte a ti. Y además... que bien les hace ser la vieja del visillo??

Yo es que no soy mucho de saber de la vida de los demás, sobre todo, porque no pregunto. Por eso, me hace gracia que a alguien le interese la mía. Como por ejemplo un seguidor el otro día, preguntó a una amiga en que trabajaba. No hay que enredar más. Pregúntamelo a a mi, jodío...

Releo el post y parece que sea una persona sin la más mínima empatía. Al contrario. Escucho cualquier cosa mala que les pasa a los demás y no me lo puedo quitar de la cabeza (como que no tuviera suficiente con lo mío. Aunque me estoy quitando, ya sabes, mindfulness) pero eso no quiere decir que lo que haga cada uno con su vida, me parezca perfecto.

Con lo cual, no puedo por menos que desearte un estupendo finde. Apura cada momento. Mejor dicho, disfruta EL momento. Y cada uno, que viva su vida... No te parece??





2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Pues lo que ha dicho Samantha no lo sé, pero lo que han dicho de ella sí... Opino cómo tú, es su opinión, pero por supuesto merece su respeto. Ampararse en el anonimato para criticar es... ¡lo peor! Y digo yo que si cada uno no podemos opinar como queramos si con ello no ofendemos a nadie... Que tampoco se trata sólo de alabar, lleves o no chaqueta roja... (Yo de terciopelo no tengo, tengo una de punto y otra de paño, debe ser que porque no es de terciopelo no merezco tantos piropos...)
    Por cierto Cristina ¿en qué trabajas? ¡Jajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La chaqueta es que es muy cantosa ja, ja, ja....
      Gracias por pasarte Maria Luisa

      Eliminar

Agradecidas y emocionadas, gracias por veniiiiiiir (y comentar)